Noticias
Síguenos

Los certificados de profesionalidad, prioritarios en la nueva Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016

La Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016 entró en vigor el 24 de septiembre con los objetivos de acelerar la transición del paro al empleo mediante acciones más eficaces y de ofrecer a las personas trabajadoras y empresas servicios de calidad.

 

Para atender a este objetivo general, se han marcado unas estrategias centradas en mejorar la empleabilidad de l@s jóvenes, favorecer la empleabilidad de otros colectivos especialmente afectados por el desempleo (desempleados de larga duración, mayores de 55 años y beneficiarios del PREPARA), mejorar la calidad de la Formación Profesional para el Empleo, reforzar la vinculación de las políticas activas y pasivas de empleo e impulsar el emprendimiento.

 

Además, se marcan una serie de objetivos estructurales de naturaleza estable que refuerzan a los anteriores y que se agrupan en seis ejes: orientación, formación, oportunidades de empleo, igualdad de oportunidades en el acceso al empleo, emprendimiento y mejora del marco institucional del Sistema Nacional de Empleo. El Plan Anual de Política de Empleo 2014 consta de 422 actuaciones.

 

En cuanto a perspectivas de empleo, según los datos proporcionados por el Sistema Nacional de Empleo, los perfiles con mejores perspectivas son aquellos relacionados, por lo general, con los sectores que muestran más indicadores positivos o que mejor han resistido la crisis: turismo, hostelería, ocio y restauración, actividades agroalimentarias, comercio exterior, salud, mejora de la calidad de vida y atención a personas mayores y dependientes, nuevas tecnologías, comunicación, innovación y desarrollo tecnológico de los procesos productivos. También en un sector sin buenas perspectivas, como el de la construcción, existen algunas ocupaciones destacables relacionadas con la domótica, las energías renovables, el diseño de arquitectura urbana sostenible y la gestión de calidad medioambiental.

 

Dentro del eje de formación se destaca la necesidad de promover, revisar y adecuar la formación profesional para el empleo estableciendo una oferta con especial prioridad a la formación acreditable destinada a la obtención de certificados de profesionalidad. Además, se han identificado necesidades formativas de carácter transversal relacionadas con idiomas, informática, organización y gestión empresarial, competencias generales (trabajo en equipo, habilidades sociales), valores individuales y sociales (responsabilidad, seriedad) y necesidades genéricas vinculadas al reciclaje de personas trabajadoras desempleadas (obtención del título en ESO, polivalencia), además de aquellas necesidades vinculadas a sectores económicos concretos.

 

Real Decreto 751/2014, de 5 de septiembre, por el que se aprueba la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016.

Comparte